Publicador de contenidos

Aguasvira enseña el buen uso del agua a más de 500 escolares en la Feria de la Ciencia de Atarfe

Alumnos de Primaria de siete centros del municipio se benefician del programa ‘Aqualogía’, que muestra mediante juegos educativos el ciclo del recurso natural.

Más de 500 alumnos de tercero y cuarto de Primaria participan en el programa ‘Aqualogía’ con el que Aguasvira, empresa que gestiona el ciclo integral del agua en 22 municipios del cinturón metropolitano, se ha implicado en la décima edición de la Feria de la Ciencia de Atarfe, que se desarrolla entre los días 8 y 12 de abril en el Centro Cultural ‘Medina Elvira’ de la localidad.

 

Unos técnicos de Aguasvira enseñan a alumnos de Atarfe el ciclo integral del agua.

Los colegios ‘Atalaya’, ‘Jimenez Rueda’, ‘Sagrada Familia’, ‘Fernando de los Ríos’, ‘Clara Campoamor’, ‘Medina Elvira’ y ‘Novaschool Medina Elvira’ aportan los alumnos que aprenderán en sesiones diarias y mediante juegos educativos, digitales e interactivos el buen uso del agua con la necesidad de cuidar dicho recurso natural para no derrocharlo, y, sobre todo, a conocer las fases del ciclo integral: la captación, la potabilización, el abastecimiento, el consumo o la depuración.

Aguasvira, sociedad participada por Hidralia y el Consorcio Vega-Sierra Elvira, ya ha llevado en otras ocasiones esta actividad a otras localidades de su ámbito territorial. ‘Aqualogía’ es un programa de educación ambiental en el que los escolares se adentran, de manera lúdica, en el conocimiento del agua desde una perspectiva acorde a los retos del mundo actual y futuro: inteligente, saludable y sostenible.

El presidente del citado consorcio, Noel López, explicó que la participación de Aguasvira en la Feria de la Ciencia de Atarfe se encuadra “en la responsabilidad corporativa de una empresa que prioriza las acciones que conllevan un beneficio social y en esta ocasión, educativo”.

Para Gonzalo Jiménez, director-gerente de la compañía, la Feria de la Ciencia de Atarfe, que este año rinde tributo a la figura de Leonardo da Vinci en el 500 aniversario de su fallecimiento, es “todo un modelo a seguir, pues como bien apuntan los organizadores es una excelente forma de despertar vocaciones científicas desde edades muy tempranas, y además en nuestro caso podemos sensibilizar a los más pequeños de la importancia de un bien tan preciado como es el agua”.